¿Se puede combinar la informática con el agua?

Cuando pensamos en ordenadores automáticamente no incluimos el agua, aunque nos han demostrado que se puede tener el caso contrario, en un laboratorio de la Universidad de Stanford, donde se construyó un ordenador que funciona con la física de las gotas de agua en movimiento. Otras de las aplicaciones que puede tener el agua y los beneficios en nuestra vida cotidiana y laboral los puedes encontrar en la sección opinión Star Holding. Para el caso del ordenador, ha tenido una fabricación de casi diez años, naciendo de la idea del profesor de Bioingeniería Manu Prakash.

Para este trabajo se combinó la experiencia en la manipulación de la dinámica de fluidos con gotas de un elemento esencial en la informática, como lo es un reloj en funcionamiento. Aquí se logró demostrar la lógica, control universal y sincronizado de esta gota. El ordenador opera con gotas, pudiendo realizar cualquier operación que los ordenadores electrónicos llevan a cabo, aunque todos los procesos son de forma mucho más lenta, aunque para los creadores se tiene una aplicación más ambiciosa.

Otro concepto relacionado al tema de la informática se anunció por un grupo de investigadores en Finlandia, en la Universidad de Aalto. En vez de utilizar un chip de silicio para procesar o almacenar información digital, se utilizan gotas de agua, que al ser depositadas en una superficie altamente repelente al agua, rebotan como si se trataran de bolas de billar. Con estas condiciones, las gotas puedes efectuar algunas operaciones booleanas, base matemática en la que reposan muchos lenguajes de programación, así como el almacenaje de datos binarios.

Las gotas de agua funcionan de esta manera principalmente por la superficie, altamente repelente o superhidrófobas, sobre las que se mantienen rebotando unas contra otras. Está investigación se público en la revista Advanced Materials, donde los responsables determinaron como funcionaba el proceso de rebote. La placa está compuesta de cobre recubierta de plata, químicamente modificada por un compuesto de flúor. Teniendo sobre este sustrato unos pequeños canales, para la guia de las gotas que se desplazan con la inclinación que tiene.

Durante la realización del experimento, se hizo funcionar un dispositivo de memoria, utilizando las gotas como bits de información digital, donde las gotas son capaces de efectuar algunas operaciones elementales en el álgebra de Boole. Cuando se agrega una sustancia química a las gotas, se puede incluso controlar su comportamiento, permitiendo una fusión cuando chocan unas con otras. Algunos de los investigadores que participaron, mostraron su sorpresa ante este fenómeno, y como no se había estudiado antes.

Este es solo un ejemplo de las muchas aplicaciones que tiene el agua en la actualidad, donde se busca de forma constante una mejor gestión de las mismas debido a todos los problemas ambientales a los que nos enfrentamos. Para las personas es importante mantener las actividades cotidianas, pero de una forma eficiente para todos los involucrados, aprovechando al máximo de este recurso y pudiendo utilizarlo de forma responsable en todas las áreas.

Leave a Reply