Gracias a los sistemas de informática, ya es posible trabajar desde casa

En nuestros días, la tecnología ha hecho posible el trabajo desde la casa o también, desde cualquier lugar, sin tener la necesidad de acudir a una oficina, afortunadamente eso es una realidad en muchos lugares alrededor del mundo. Es importante destacar que para ello existen reglamento laborales enfocados a la figura del teletrabajo, tal actividad se encuentra definida como la prestación subordinada de servicios a través de los distintos medios informáticos sin que haya la necesidad de hacer presencia física en algún centro de trabajo. 

Para quien decide hacerlo, dicha modalidad es totalmente voluntaria. Tomando como parámetro tal concepto, los trabajadores que logren una buen adaptación a tal régimen, cuentan con la posibilidad de realizar su trabajo desde la casa, teniendo la posibilidad de pasar más tiempo de calidad con sus hijos, poder realizar las comidas en familia, realizar las labores a primeras horas del día, o en el momento en el que lo deseen, o quizás dependiendo del acuerdo al que hayan llegado con su empleador, aunque pueda ser una desventaja el hecho de tener que utilizar el servicio de luz que ya tenías, o contratar alta luz con más wats. 

Entre los beneficios de esta modalidad de trabajo, podemos encontrar

  • Se reducen los gastos que implican el traslado en transporte desplazándose al trabajo y a ello se le suma el almuerzo si no es posible regresar a casa.
  • Se minimiza la contaminación ambiental y sonora.
  • Se puede pasar más tiempo de calidad y con la familia.
  • Se reduce el estrés de encontrarse en la oficina y en el tráfico.
  • Se puede ser más productivo ya que se tiene al posibilidad de concentrarse sin las distracciones que suelen presentarse en la oficina como las constantes llamadas telefónicas, consultas rápidas, reuniones de emergencia, entre otros incrementando el rendimiento. 
  • Ahorros y mejoras significativas en cuanto a la alimentación y la salud de los trabajadores, ya que pueden consumir alimentos preparados en sus hogares.
  • Se reduce la huella de carbono y con ello el impacto ambiental que se produce a manos de cada trabajador durante los desplazamientos y el consumo de energía en las oficinas.
  • Se pueden optimizar las actividades personales gracias al desarrollo de habilidades para la gestión del tiempo y las tareas.
  • Mejora en los lazos familiares y vecinales al tener mayor presencia física en el hogar y otros espacios de socialización.

La empresa también se beneficia impulsando el teletrabajo

  • Se disminuyen los costos fijos, como luz, agua y teléfono.
  • Se incrementa el ancho de banda, y por ende, el Internet se vuelve más rápido.
  • se refuerza el uso de las herramientas digitales como el Skype, el Google Hangouts o el Dropbox.
  • Se produce una mejora del clima laboral ya que se muestra como una empresa preocupada por su principal activo, es decir, las personas.
  • Los colaboradores se sienten más felices y en consecuencia, son más productivos.

Es importante no perder de vista que no todas las situaciones laborales pueden adecuarse a este tipo de trabajo, así como que tampoco todas las personas cuentan con una destacada autodisciplina para adaptarse. Pero lo que sí es cierto, es que bien aplicado los beneficios serán mucho mayores que los puntos que se puedan tener en contra.