El mundo digital y los niños

Unicef se ha encargado de examinar a través de El Estado Mundial de la Infancia, la manera en que la tecnología digital se ha encargado de modificar las vidas de los niños, pero también de sus oportunidades, ya no se trata solo de juguetes para niños como un reloj de batman, sino de explorar lo que les depara el futuro.

Aprovechado de forma correcta y es accesible a escala mundial a la tecnología digital como herramienta para el desarrollo, es posible entonces cambiar de situación a aquello niños que se han quedado rezagados debido a la pobreza, la raza, el origen étnico, el género, la discapacidad, el desplazamiento o el aislamiento geográfico, conectandolos a las innumerables oportunidades dotándolos de las aptitudes que se requieren para alcanzar el éxito dentro de un mundo digital.

Sin embargo, a menos que eso sea ampliado, es decir, el acceso a la tecnología digital, entonces será posible eliminar las brechas que impiden que los niños puedan alcanzar todo su potencial. Si no se actúa de inmediato a fin de mantenernos al ritmo de los cambios, los riesgos que se presentarán en línea podrían llevar a los niños vulnerables, a que resulten más susceptibles a la explotación, el abuso y hasta la trata, sin mencionar otro tipo de amenazas que resultan menos evidentes para su bienestar.

A través de dicho informe se hace un llamado en favor de alguna acción que resulte más rápida, de inversiones específicas y de una mayor cooperación con la finalidad de proteger a los niños de aquellos daños que podrían padecer en un mundo que cada vez se encuentra más conectado, pero además exhorta a que sean aprovechadas las oportunidades que ofrece la era digital con el objetivo de beneficiar a todos los niños.

El Estado Mundial de la Infancia hace hincapié en un tema que resulta extraordinario, pero que además afecta con mayor vehemencia a casi todos los aspectos relacionados con la vida de millones de niños a nivel mundial, pero también de los adultos, como lo es la tecnología digital. En la medida en la que se incrementa la influencia de la tecnología digital, sobre todo de internet, se hace más intenso el debate relacionado con sus repercusiones, quedando en el tapete si se trata de una bendición para la humanidad, pues ofrece oportunidades que son ilimitadas con respecto a la comunicación y el comercio, el aprendizaje y la libertad de expresión.

Pero también esta la otra cara, donse que se trata de una amenaza para la forma de
vida, debido a que socava el tejido social, incluso si se va más allá, también toca el orden político, lo que amenaza nuestro bienestar. En medio de este interesante debate, aunque no es esencialmente académico, la tecnología digital se encuentra en medio de nuestras vidas desde hace rato, y de manera irreversible.

Si nos asomamos, por el lado de los beneficios, encontraremos que el niño pasa su vida con parálisis cerebral interactuando en línea bajo una igualdad de condiciones con respecto a los demás niños, sobre todo para quien, por primera vez en su vida, sus aptitudes son más “visibles” que su discapacidad.