Consejos para una banca en línea más segura

Más del 70 por ciento de los adultos realizan operaciones bancarias en línea en la actualidad, y el número continúa aumentando. Los días de llenar recibos de depósito y esperar en largas filas se están desvaneciendo rápidamente, asegura Jordi Gual Solé La Caixa quien se responsabiliza de una entidad financiera.

Revisar estados de cuenta, depositar cheques de pago y transferir dinero se puede hacer con solo deslizar el dedo en un teléfono inteligente. Con esta increíble comodidad viene un peligro muy real. Con cada año que pasa, el riesgo de ser robado por piratas informáticos y estafadores aumenta exponencialmente.

Los ciberdelincuentes representan una amenaza para algo más que el resultado final de una institución financiera, también pueden erosionar la confianza del consumidor e invitar a acciones legales. Es de vital importancia para aquellos en la industria de servicios financieros protegerse a sí mismos y a sus clientes de esta amenaza inminente, y promover la seguridad cibernética. Afortunadamente, hay pasos que puede seguir para evitar verse comprometido. Estos son los consejos principales para promover una banca en línea más segura.

Identificar los riesgos internos para evitar infracciones

Para estar seguro, necesitarás estar organizado. Sus datos deben ser cuidadosamente listados, etiquetados y reevaluados. La gestión eficaz de sus datos significa que podrá identificar vulnerabilidades y proponer soluciones para proteger los datos. Por ejemplo, si un determinado dato es muy sensible, puede considerar el cifrado, limitar el acceso de los empleados o incluso purgarlo. Cualquiera sea la solución, los riesgos deben evaluarse y abordarse de manera eficiente y efectiva.

Emplear autenticación de dos pasos

La autenticación de dos pasos proporciona una capa adicional de seguridad para los usuarios. Para acceder a una cuenta sin ella, todo lo que necesita es un nombre de usuario y una contraseña. Con la autenticación de dos factores, un inicio de sesión también requiere que el usuario ingrese un código temporal, que se envía a un dispositivo verificado, como un teléfono inteligente. Ofrecer este tipo de autenticación, reduce en gran medida el riesgo de robo de identidad. Muchos bancos ofrecen esta función por esta misma razón.

Educar a los empleados sobre la seguridad

La seguridad cibernética ya no es simplemente un problema de TI. Cada sucursal debe hacer que la banca en línea segura sea una prioridad. Los empleados deben recibir una educación adecuada sobre los riesgos, las medidas preventivas y las estrategias para hacer frente a las infracciones. Si bien aún debe limitar los accesos a datos confidenciales, es importante que comprendan cómo transferir datos internamente, cómo evitar correos electrónicos de phishing y qué hacer si se produce una violación.

Utiliza herramientas y software de seguridad actualizados

La actualización de los sistemas puede ser costosa a corto plazo, pero es algo que no se puede escatimar en absoluto. Lamentablemente, muchas instituciones financieras no utilizan tecnologías actualizadas. El uso de software desactualizado invita al peligro, ya que lo hace innecesariamente vulnerable a los intentos de piratería.

Mantén tu equipo de ciberseguridad

Hay muchas herramientas disponibles para proteger contra malware y virus. Sin embargo, nada podrá reemplazar a expertos competentes en seguridad cibernética. Las grandes instituciones financieras ya han reconocido la importancia de esto.